Servicios

¿POR QUÉ AMOR AL PRÓJIMO?

Después de practicarse un largo tratamiento a causa de un diagnóstico de cáncer, María del Socorro Marín Villarreal decide crear una fundación para niños que padecen esta enfermedad, emprendiendo esta labor de amor y solidaridad hacia los demás, así pues y con el fin de mejorar su calidad de vida, se conceptualiza el nombre de la fundación y nace "AMOR AL PRÓJIMO", una razón que surge no solo de un sentimiento altruista y de bondad, sino también de sus creencias religiosas. Hoy por hoy Mariam lucha por combatir su enfermedad y busca salir adelante con sus proyectos de vida, anhela seguir trabajando para cumplir los sueños de estos pequeños y de este modo pretende estar ahí, para consolidar la fundación que nace del cariño y la solidaridad.

DIBUJANDO SONRISAS DE ESPERANZA

La infancia es para el ser humano una etapa de felicidad, sueños y planes, un espacio maravilloso y mágico, lleno de risas e ilusiones, de inocencia, juegos y alegría; de esta forma cuando ésta realidad se altera, debemos aferrarnos a la esperanza y no perder la fe. DIBUJANDO SONRISAS DE ESPERANZA es el slogan creado para no perder la fe, para seguir soñando y para dibujar esperanza sobre los rostros de más de 148 niños, niñas y adolescentes que padecen la fatal enfermedad. Pequeños que pertenecen a sectores marginados y vulnerables de la región del Quindío; que tienen un rango de edad comprendido entre los 1 y los 17 años de edad, enfrentando procesos de quimioterapia, radioterapia e incluso trasplantes de médula ósea. Pese a las condiciones y dificultades, los niños no desvanecen esa sonrisa angelical y proyectan sus sueños siempre pensando en un mañana.